Este espacio fue concebido mientras pasaba largas horas escribiendo con pasión, pensamientos que fluían como ríos de tinta,; fruto de sentimientos y nostalgia.
Su único propósito fue siempre el de expresar a través de líneas escritas con el corazón, sentimientos que amenazaban con desbordarse.
Al paso del tiempo, el arrebato que inspiró esto, dejó de ser protagonista principal, pero jamás dejó de ser mi razón de escribir.
Con los años, mi mente me sigue llevando hacía él.
Y es por ello que mis letras siempre llevarán en el fondo de su orígen, una huella que representa mi amor hacía esa primigenia inspiración.
Más la vida sigue, otros apegos están por manifestarse, y se abren paso otros lugares donde depositar el corazón, donde plantar las ilusiones, donde ver crecer la esperanza.
Del ayer, del ahora, y tal vez del mañana continuaré hablando...
Este es mi espacio: eternamente en construcción, sin un plan maestro y estás mis crónicas...




lunes, mayo 06, 2013

De laberintos y recovecos

CRÓNICAS DE UNA MENTE DAÑADABRUJA


Charlando con unos amigos, acabé hablando sobre los destinos que nuestras vidas han tenido, de las inmensas coincidencias y de esas diferencias en nuestros caminos, en esos desvíos de ruta, en esos atajos que finalmente sólo eran trampas, y esos caminos que no esperábamos y nos llevó a encontrar cosas maravillosas.

Por eso quiero agradecer a todos aquellos que he encontrado en mi camino y a quienes han estado dispuestos a caminar cerca de mí, por largo o por corto trayecto.
Así que es el momento idóneo para honrar a aquellos amigos sin rostro que han enriquecido mi experiencia por estos caminos, aquellos seres que sin siquiera conocerme, decidieron añadirme a su lista de contactos, a sus círculos de amigos, aún sabiendo que la distancia que nos separa nos haga imposible tal vez estrecharnos las manos y prodigarnos esos abrazos, esos besos fraternales y virtuales que infinitamente nos hemos obsequiado, todos estos años, esos saludos y pensamientos, esa catarsis, esos poemas, sonrisas, imágenes y simpáticas notas que nos alegran nuestro día a día, sin importar el estado de ánimo que prevalezca en ese instante. Cuantas bellas palabras regaladas al azar y cuan reconfortantes han sido en el momento exacto para nuestra tristeza, melancolía, furias o alegrías infinitas. Además quiero agradecer a esos amigos que decidieron caminar conmigo en un camino muy semejante y forman parte de mi vida diaria.

Hay personas que entran en nuestra vida, solo por un breve instante, esas personas tan lejanas y tan cercanas, tan recordadas y tan olvidadas, aquellos que creo conocer profundamente y de los que solo conozco superficialmente, amigos antiguos, amigos recientes, aquellos que sin querer lastime con mis palabras o aquellos que sin pensarlo me hirieron, aquellos que nada me deben y aquellos a quien mucho les debo.

La vida sigue, los caminos se pierden; hay caminos paralelos y caminos perpendiculares, esos que sólo se cruzan una vez y nunca más vuelven a hacerlo...
Hay otros caminos que están unidos, pero en diferentes dimensiones.
Las laberínticas formas que utilizamos y hemos adoptado y que nos hace ser quienes somos, a veces nos alejan, a veces nos reencuentran.

"Inventamos una fuera de atracción, con el fin de desafiar la soledad, pero en el fondo fue tan sólo un espejismo"
Las emociones que ocultan su verdadero rostro, los sentimientos y las vivencias. Todo ello es quien nos hace ser quien somos, quien nos hace escribir como lo hacemos.
Y al final seguimos aquí...
Algunos juntos como al principio, personas que se fueron y otras que llegaron, marcadas ausencias, despedidas inexplicables, absurdos disgustos, alegrías desbordantes, esperas prometedoras, o adioses necesarios.

"Y no es la ausencia la que duele en realidad, son las marcas que dejamos en la piel..."
Como sea... siempre debo recordar que todo cuanto pasa en mi vida tiene un porqué y un para qué.
Todo lo que siento, sea pensamiento, emoción, pasión o sentimiento, los dejo fluir tal como vienen. Siempre me diré que no tengo nada que perder, pues lo que podía perder, perdido está.

De cada situación y circunstancia que vivo me quedo siempre con todo: sea bueno o sea malo, como sea es aleccionador. Esto es lo que llamo vivir.
Confió  que todo lo que hoy me está sucediendo es una gran lección, karma, aprendizaje, crecimiento, evolución y cambio.
Y si en algún momento no me gustará lo que me está pasando, me adapto y lo acepto, nunca, jamás arrepentirse.

Los momentos vividos no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.



Por una año más de sueños...
Gracias a ti que estas leyendo esto y a toda la gente que pasará sin dejar rastro...


montse_rocco@hotmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...